AEGIS: Biotecnología en la lucha contra el cólera

Yaundé, Mfoundi, Camerún
Finished 09 / 09 / 2019
Funded!
Received
€ 4.930
Minimum
€ 3.000
Optimum
€ 10.800
83 Backers
Contributing € 5
Email of thanks

A specially written email for each person with love, and thanks on the social networks of the team

> 05 Backers
Contributing € 10
Special thanks on the website

Special thanks on the website and on the social networks of the team

> 14 Backers
Contributing € 20
Sticker

Delivery of a special sticker and thanks on the website and the social networks of the team

> 10 Backers
Contributing € 50
Sticker and pin

Delivery of the official pin of the team, as well as a special sticker and thanks on the website and the social networks of the team

> 05 Backers
Contributing € 100
T-shirt

Delivery of an official AEGIS T-shirt and a special sticker, as well as thanks on the website and the social networks of the team

> 06 Backers
Contributing € 150
Pendant

Special-edition pendant from AEGIS, only available for the first ten contributors, as well as thanks on the website and the social networks of the team

> 01 Backers
Contributing € 200
Special merchandise pack

Including a T-shirt, a pin and a special sticker of AEGIS, as well as thanks on the website and the social networks of the team

> 04 Backers
Contributing € 500
Guided visit to the laboratory

Guided visit to the laboratory where you will get to know the team and where the magic happens, as well as thanks on the website and the social networks of the team

> 00 Backers
Contributing € 1.500
Silver sponsorship

The donor becomes an official sponsor of the project, appearing on the website, the poster and the presentation, in addition to everything included in the special merchandise pack

> 00 Backers
Contributing € 5.000
Gold sponsorship

The donor becomes a principal sponsor of the project, appearing on the website, the poster, the presentation, and the uniform of the team. They also receive everything included in the special merchandise pack.

> 00 Backers

Del laboratorio al mundo... y vuelta

14 | 08 | 2019

Desde que, meses atrás, la semilla de este proyecto comenzó a germinar, la necesidad de realizar una investigación en el terreno se hizo evidente. En el laboratorio podemos recrear unas ciertas condiciones de trabajo, pero ¿cómo saber si nuestra visión del problema del cólera se ajusta a la realidad? Sin información de primera mano, debíamos remitirnos a terceros; a artículos y estadísticas que, si bien han sido tremendamente valiosas para el desarrollo de nuestra tecnología, se revelan escasas a la hora de transmitir algo de vital importancia: la perspectiva local.

Al volver de Camerún hemos traído con nosotros algo más que una serie de datos sobre las infraestructuras, protocolos, condiciones ambientales y formación profesional. Hemos tenido el privilegio de poder charlar frente a frente con científicos y trabajadores sanitarios, y éstos nos han sabido transmitir la mejor manera de llevar a cabo nuestro cometido. Junto con estas increíbles personas hemos podido definir nuestro foco de actuación al conocer las necesidades reales existentes (un diagnóstico rápido, enfocado a pequeñas clínicas locales) y los problemas a los que tendremos que hacer frente (urbanización descontrolada, cortes de electricidad, infravaloración del riesgo del agua, etc.).

Por si esto fuera poco, la realización de talleres de capacitación con personal local cualificado nos ha permitido obtener un feedback muy relevante a la hora de comparar los métodos de detección existentes con la nueva tecnología que estamos desarrollando, para aprovechar sus fortalezas y mejorar sus puntos débiles. Hemos podido confirmar de primera mano la relevancia y la pertinencia de nuestra investigación. Y, lo que es más, hemos podido vivir en nuestras carnes las dificultades a las que se enfrentan los científicos que desarrollan su investigación en zonas de pocos recursos.

Además de haber recopilado conocimientos que nos ayudarán a que nuestro proyecto sea efectivo, para nosotros ha supuesto abrir los ojos a la realidad de lo que es un país en vías de desarrollo. Un lugar en el que las personas, si bien se tienen que enfrentar a dificultades que en Occidente no tenemos, no dejan de ser emprendedores, profesionales cualificados que buscan salir adelante, trabajar y mejorar sus condiciones de vida. Exactamente igual que hacemos en nuestra parte del mundo.

África nos ha demostrado que nuestro proyecto es viable. Es posible salvar vidas y hacer del planeta un lugar un poquito más justo y mejor así que... ¡manos a la obra!

Comments

Inicia sesión para dejar un comentario